Protege tus ojos de la nieve

La radiación ultravioleta puede ser hasta ocho veces más intensa en las pistas de esquí que en otros lugares.

El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optomestristas recomienda a los esquiadores un especial cuidado en la protección de sus ojos. Y es que las gafas de sol no son solo para el verano. Durante el invierno, las bajas temperaturas, el viento y el propio sol pueden ser perjudiciales para nuestra salud ocular, sobre todo si practicamos deportes de invierno.

La posición del sol en esta estación es más baja y los rayos llegan con una inclinación que los hace muy molestos e igualmente nocivos para nuestros ojos, por lo que es fundamental usar gafas durante todo el año. Además, el frío y el aire propios del invierno provocan un aumento dellagrimeo y sequedad de los ojos cuyas consecuencias podrían minimizarse con el uso de unas gafas de sol adecuadas y lagrimas artificiales.

Los colegios de Ópticos-Optomestristas desvelan un elevado número de quemaduras corneales y hemorragias retinianas en esquiadores y alpinistas. Estas últimas han sido descritas como hemorragias retinianas provocadas por la altitud y por la utilización de gafas de protección solar inadecuadas en estos entornos. Algunos investigadores han destacado incluso una incidencia de esta dolencia ocular de hasta el 29% en escaladores en altitudes de 3.500 hasta 8.000 metros que no usaron las gafas necesarias. “Por el gran número de pacientes examinados anualmente, el óptico-optometrista es el primer profesional sanitario en prevenir determinadas enfermedades oculares derivadas de las actividades deportivas invernales, como queratitis o problemas retinianos”, explica Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

 

Aviso a esquiadores

La radiación ultravioleta puede ser hasta ocho veces más intensa en las pistas de esquí que en otros lugares debido a la capacidad reflectante de la nieve. “Como la nieve puede reflejar hasta el 80 por ciento de la luz en comparación con las superficies terrestres normales es vital que, si deseamos evitar problemas oculares y visuales posteriores, nos dejemos aconsejar por nuestro óptico-optometrista y elijamos unas gafas de sol protectoras que estén diseñadas específicamente para los deportes de invierno y que absorban al menos el 95 por ciento de la radiación UV”, indica Juan Carlos Martínez Moral.

Según sus palabras, la luz del sol puede dañar seriamente las estructuras del ojo, aumentando así el riesgo a largo plazo de desarrollar condiciones patológicas como queratitis, cataratas o incluso degeneración macular. “Las personas con ojos de color claro están en mayor riesgo del daño solar, así que si se tienen los ojos azules o verdes, se debe tener aún más cuidado al escoger unas gafas protectoras para la nieve”, añade el presidente del Consejo de Colegios Ópticos-Optometristas.

Author Info

Anfer Óptica

No Comments

Give a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibirás directamente en tu email nuestra newsletter bimensual con:

  • Nuestras novedades
  • Todas nuestras ofertas
  • Y promociones exclusivas

¡Suscríbete a nuestra newsletter!