Adaptar la zona de estudio para cuidar nuestra vista

Este año han sido muchos los estudiantes que han tenido que adaptarse a esta nueva normalidad en el ámbito académico. Aunque hay muchos que siguen yendo al colegio, instituto y universidad a diario, hay otros tantos que en algún momento de la semana o también todos los días reciben sus clases de manera online. El hecho de que este tipo de educación haya proliferado debido a la pandemia mundial causada por el coronavirus nos lleva a pensar… ¿están nuestras casas realmente acondicionadas para que pasemos horas y horas frente a una pantalla estudiando? ¿Cómo sufre nuestra vista al estar tanto tiempo frente a una pantalla?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la habitación en la que vayamos a mandar a nuestros hijos a estudiar o en la que estudiemos nosotros mismos tendrá que estar bien acondicionada con una mesa de estudio lo suficientemente grande y una silla cómoda. A partir de aquí, tendremos que tener muy en cuenta algunas recomendaciones para que la vista no sufra más de la cuenta y no aparezca el Síndrome Visual Informático (SVI). Este síndrome es una afección visual que aparece cuando una persona hace un uso inadecuado de las pantallas sin tener en cuenta los descansos y las recomendaciones ergonómicas.

En este sentido, el SVI puede aumentar este año como consecuencia de «la falta de recursos, el uso inadecuado de los mismos y la dificultad para adaptar las habitaciones y los espacios dedicados al estudio de los más pequeños para afrontar la nueva etapa escolar en la era COVID», advierte el decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral.

Uso correcto del ordenador para cuidar la vista

La visión es clave para el aprendizaje, ya que el 80% de la información recibida se obtiene a través de ella. En la situación actual son muchos los niños que tendrán que someter a su sistema visual a un sobreesfuerzo porque a las horas de ocio frente al ordenador tendrán que sumarle las que inviertan en el aprendizaje. Además, algunos menores presentan problemas visuales, como la miopía, hipermetropía o estrabismo, que pueden perjudicar su desarrollo y afectar a su rendimiento académico.

Para prevenir un esfuerzo mayor, el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas nos da algunas recomendaciones que todos deberíamos adoptar cuando utilicemos pantallas durante un tiempo prolongado:
• Ajustar los colores del monitor para que sean siempre claros y mates. Además, es importante configurar los caracteres y el tamaño de la fuente, que no sea muy pequeño, para facilitar la legibilidad.
• La imagen ha de ser estable y sin destellos. En este sentido, es recomendable aumentar la velocidad de refresco de la pantalla, que esta se pueda orientar a voluntad con objeto de optimizar los ángulos de visión y que permita su regulación en cuanto a brillo y contraste.
• Procurar que la pantalla esté siempre limpia y estudiar o leer con texto negro sobre fondo blanco.
• Situar la pantalla a una distancia de entre 50 y 60 cm y la parte superior de la misma a una altura similar a la de los ojos o ligeramente más baja.
• Colocar el monitor perpendicular a la ventana para evitar deslumbramientos y reflejos.

 

Author Info

Anfer Óptica

No Comments

Give a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.