La otitis invernal es cada vez más frecuente

Cuando hablamos de otitis, solemos pensar en el verano, pero tenemos que tener presente que la otitis en invierno es mucho más frecuente de lo que pensamos debido a los catarros y a la gripe.

Hay una gran diferencia entre la otitis de verano y la de invierno. La primera se produce en el oído o pabellón externo y suele estar ocasionada por la humedad que queda acumulada del agua de la playa o la piscina y que hace que se produzca una infección. Por el contrario, la otitis en invierno, se produce en el oído medio. La inflamación de esta zona del oído se debe a la comunicación que hay con los conductos rinofaríngenos. Durante estos meses de frío es muy habitual que se sufran enfermedades que afecten a estos conductos y, que, en ocasiones, llegue hasta el oído.

Los niños son los más vulnerables a esta inflamación del oído medio debido a que su sistema inmunológico es más frágil. Pero nadie se libra de sufrir una otitis invernal. Un simple resfriado puede provocar que la mucosa ascienda de la nariz a los oídos y cause una otitis. En el invierno, es imposible evitar un resfriado a los niños, pero se pueden seguir algunas claves para prevenir que un simple refriado se convierta en una otitis dolorosa.

Consejos para evitar una otitis en invierno

  • Evita cambios bruscos de temperatura. Es muy frecuente durante estos meses pasar del frío de la calle a lugares con la calefacción muy alta. Recuerda mantener una temperatura media en casa.
  • Abrígate bien. Es importante que se cubran zonas clave como la garganta e, incluso, las orejas. Si no quieres llevar orejeras, con un simple gorro las estarás protegiendo.
  • Dieta rica y variada. Hay que tener una dieta saludable y con alimentos ricos en vitamina A y C: zanahoria, espinacas, pavo, pollo, pescado, naranja, papaya…
  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente si se ha tenido contacto con alguna persona enferma.
  • Descansa y toma líquidos. Es fundamental beber agua, caldos, zumos, etc. si ya estás enfermo, para evitar que vaya a más.
  • Acude al médico cuando notes cualquier síntoma. Y es muy importante acabar la medicación completa porque, en ocasiones, cuando ya nos sentimos bien, dejamos de tomar los antibióticos y volvemos a recaer.
  • Después de una otitis o cualquier infección en el oído es recomendable realizar una revisión auditiva para comprobar que no nos ha afectado a la audición.
Author Info

Anfer Óptica

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.