No olvides proteger tus ojos durante tus jornadas de esquí

Durante el invierno, cada vez son más los que se animan a pasar unos días de desconexión en la nieve disfrutando del esquí. Además de equiparte con la mejor ropa y los mejores esquís, no olvides proteger tus ojos para evitar patologías oculares que, en ocasiones, pueden llegar a ser muy graves. Uno de los problemas que pueden aparecer es la ceguera de la nieve, de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones. Si ya tienes el kit preparado para irte a esquiar, sigue leyendo estas recomendaciones que tenemos preparadas para ti.

Aunque creas que en el invierno no son necesarias las gafas de sol y mucho menos en la nieve, estás equivocado. ¿Sabías que la radiación ultravioleta (UV) pueden ser hasta ocho veces más fuerte en las zonas que hay nieve por las propiedades de reflexión de esta?

Proteger nuestros ojos con unas gafas adecuadas es fundamental. Aquí os dejamos algunos consejos que nos facilita el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas para que este invierno tus ojos no sufran.

Lo primero de todo es acudir a tu óptico-optometrista de confianza y preguntarle sobre el mejor tipo de protección ocular según la actividad que vayas a realizar. Él tendrá en cuenta otros factores importantes como puede ser el color de los ojos. Una vez nos haya dado las pautas que tenemos que seguir, elige unas gafas que ofrezcan una visión óptima tanto en días soleados, como nublados o, incluso, con niebla. Esto es fundamental tenerlo en cuenta porque en la montaña es muy frecuente que la visibilidad sea baja debido a las condiciones meteorológicas. Además, las gafas deben adaptarse cómodamente a tu cara. Asegúrate que es el tamaño correcto y que no se te caen ni te aprietan. Recuerda que pasarás largas jornadas con ellas puestas y lo más importante es sentir como si no las llevásemos puestas. Asegúrate también que las lentes cubren la zona lateral de la cara para evitar que las radiaciones solares entren por ahí y puedan afectarnos.

En nuestro centro encontraréis gafas de sol de diseño especial para deportes de invierno. Estas gafas cumplen con todas las normas de seguridad europeas exigidas para asegurar la eficaz protección. En caso de utilizar gafas a diario, no te preocupes porque este tipo de gafas también pueden graduarse y adaptarlas, así, a tus necesidades y que la visión sea perfecta. De esta forma, podrás olvidarte de las lentillas cuando vayas a esquiar que ya sabemos que pueden ser molestas estos momentos si se nos mueven o algo similar.

Todas estas recomendaciones no olviden en llevarlas a cabo con lo más pequeños de la casa. Los más pequeños son los más vulnerables a los rayos UV y sufrir graves consecuencias. Además, la exposición UV es acumulativa y los efectos pueden aparecer pasados muchos años.

No dude en consultarnos ante cualquier duda.

Author Info

Anfer Óptica

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.